1.- Jalandhara bandha.

La entrada de aire de tu motor

¿Sabes que un motor pequeño, el de un utilitario, por ejemplo, respira más de 5.000 litros de aire por cada litro de gasolina?

La bestia de arriba respira tanto que necesita una nariz sobre el motor, directamente. Eso es Jalandhara Bandha.

Una de las cosas esenciales para aumentar el rendimiento de un motor y darle músculo es, por tanto, inyectarle más aire (lo que también chupará más gasolina). Hay muchas maneras de meter ese aire como colocar un carburador de competición, una toma directa,  añadir un turbo, inyectar óxido nitroso (oxígeno enriquecido) en los pistones…

En yoga, esto lo hacemos empleando jalandhara banda.

Déjame mostrártelo, si no lo conoces:

Inhala por tu nariz con todas tus fuerzas rápidamente…. Intenta inhalar mucho en poco tiempo.

Las aletas de tu nariz se cierran.

Ahora prueba a inhalar de nuevo por la nariz, pero como si la tuvieses entre tus clavículas, bajo tu garganta, como si hubieras abierto una toma directa a los pulmones. Haz que suene ahí esa fricción profunda de acosador telefónico pervertido, la respiración de Darth Vader, el sonido de las olas del Mediterráneo rodando sobre la arena que dice Mr. Godfrey Devereux, gentleman and yoga poet.

Al hacer el ejercicio, habrás notado la diferencia entre las dos formas de respirar, con entrada directa y sin ella.

Has optimizado el flujo de aire. Metes mucho más en menos tiempo con menos esfuerzo.

Y de salida, aumentas el control sobre el caudal . Pruébalo. Más suave, más limpio.

Si no lo pillas del todo, paciencia, al término de tu lectura de las tres partes que voy a dedicar al tema de Ujjaji Pranayama, será tuyo para siempre.

Jalandhara banda crea las condiciones que nos van a permitir:

alimentar,

-empujar

-y sostener con seguridad las profundas acciones físicas de los yogas dinámicos

manteniendo una energía, un ritmo, una onda de movimiento refinada, económica y fácil de percibir.

Si no fuera por esa manipulación, debido a la intensidad del ejecicio físico, deberíamos respirar más rápido para no ahogarnos. Otros ritmos no ejercerían el mismo impacto sobre nuestra consciencia al no permitirnos un uso tan refinado

1.- de nuestras acciones y

2.- su percepción. 

Y ahora

.

.

.

¡Silencio!

.

.

.

El sonido de la respiración sucede sobre el silencio. Debes percibir los silencios al final de cada inhalación y la exhalación. El sonido se disuelve y nace desde un silencio completo. Breve, pero claramente perceptible. Recuerda:

Tu silencio debe ser tan audible como tu respiración

Si sólo escuchas la acción de inhalar o la de exhalar y no escuchas ese silencio, la mente se volverá demasiado activa para poder contemplar todo el espacio de lo que sucede

¿Esto es malo? En otros ejercicios físicos no,

En yoga sí porque el aumento de la intensidad de la acción te impedirá apreciar cuándo tu postura se degrada en impostura, en mentira. Perderás la capacidad de diferenciar cuándo te engañas a ti mismo.

Recuerda, el reto en yoga no es practicar habilidades físicas, sino conocerte y apoyarte positivamente: practicar tu sinceridad,

1.- La calidad de tus acciones y

2.- la claridad de tu percepción.

Tu verdadera fuerza…

…que nunca es la fuerza para superar a otro, o para superarte a ti mismo. Es la de relajar esa tendencia a luchar cuando no debemos. Así que, hablemos de yoga y competición.

Competir y respirar en yoga

Todos competimos. Es un hecho.

De lo contrario tú y yo no necesitaríamos calmar nuestra mente.

Quien dice que no compite en nada, compite en todo y no lo dice… puede que ni a sí mismo.

…Y no es pecado. Competir no es malo.

Lo malo es competir cuando no toca.

He conocido a mucha gente “no competitiva”. Algunos perdían todas sus buenas maneras en cuanto se sacaba un juego de mesa o un tema que dominaban, otros pasaban horas ante el espejo antes de salir de casa, muchos se sentían fatal cuando alguien lograba algo que ellos no podían conseguir.

Lo que más me sorprende de algunos competidores profesionales que conozco es su tranquilidad ante la presión. Están más acostumbrados a lidiar con niveles de estrés muy fuertes.

Asúmelo si eres nuevo en yoga. Los menos nuevos lo tenemos muy presente, te lo garantizo

TODOS COMPETIMOS EN YOGA

(como en cualquier otra parte)

Y para eso está jalandhara bandha

Jalandhara banha es la alarma de zona roja.

¿Qué qué es eso?

Las tres señales de zona roja

1-La primera señal de competición es que los silencios desaparecen.

Si no estás escuchando el silencio, estás haciendo demasiado.

2-La segunda señal de alarma es que el sonido se vuelve rugido.

Quieres algo que no tienes, te esfuerzas y tu respiración se vuelva más intensa.

3-La tercera señal… es que no hay sonido.

Te estás estrangulando para conseguir… ¿Qué?

Uno empieza por dejar de escuchar el silencio, sigue por no escuchar el esfuerzo y termina por no respirar.

¿Cómo puedes prevenirlo?

.

.

Kama sutra yoga. No practiques sobrio.

El yoga no va de reprimir, sino de satisfacer, a plena conciencia, tu mayor deseo.

…Y hay algo a lo que todos somos adictos

RESPIRAR.

No hay deseo mayor en esta vida que satisfacer esa necesidad. Cualquier otra cosa viene después.

¡¡Y cuando todo va bien ¡es gratis!!

Precisamente que sea gratis hace que no lo valoremos, que lo pongamos por debajo de otros deseos y lo forcemos para obteneR cosas “mas importantes”.

Para eso hacemos yoga, para recordar que lo más importante nos está siendo dado gratis ahora mismo.

¡Experimenta la satisfacción de vivir el regalo con toda tu consciencia!

Así que lo que jalandhara banda te permite no es ganar una competición. Te muestra algo mejor que forzarte para obtener algo que crees necesitar. Te permite la consciencia de que estás obteniendo tu mejor deseo sin tener que forzarte.

Te permite la mejor de las satisfacciones

DISFRUTAR TU RESPIRACIÓN.

En yogas dinámicos, jalandhara bandha es el primer paso. La puerta de entrada.

Desde la satisfacción de respirar, fingir una postura, impostar el momento, será algo que no tendrás que reprimir.

…hasta que nos emocionemos mas de la cuenta.

Siempre debes recordarte, a posta, lo que vale jalandhara bandha cada vez que practiques. Es necesario que tu ritual de comienzo te lo deje claro.

Recita un mantra que te lo recuerde (el clásico de Ashtanga, lo hace). O respira disfrutando del proceso durante unos minutos. Emborráchate antes de empezar.

NO PRACTIQUES SOBRIO

NO PRACTIQUES DESDE LA PERSONALIDAD NI DESDE LA RAZÓN

porque siempre están insatisfechas. Empieza satisfecho.

No practicas para lograr algo que no tienes (como hacemos en casi todas las actividades de nuestra vida). Lo haces para sumergirte en el gozo de tener cuanto necesitas y más aún.

No entres en el recinto sagrado de tu respiración con un ansia polizona (sobrio) , con una frustración escondida para, antes o después, querer compensarla llegando a donde aún no has llegado pero casi, o soportando la postura que aún no puedes soportar pero casi.

Yoga nunca significa casi.

El aire para respirar y tu capacidad de hacerlo no te es “casi” dado. Te es dado por completo.

 

Antes de empezar la práctica, calienta el cuerpo y enfría el ansia. Siente cómo regulas la respiración.

Es un enfoque superior al parcial que ofrece satisfacerse sólo desde la personalidad, la carencia, el sufrimiento, desde el ego que compite con miedo proyectándose en el ansia buscándose en metas que no son él.

Cuando la meta es la consciencia, y el origen la satisfacción todo es victoria. No es dejar de competir. Es dejar de dar valor al miedo a no conseguir y dárselo a lo que ya tienes, a lo que ya eres.

Esto no es para vivir así todo el tiempo. Es para tu práctica personal. Desarrollar esta habilidad en tu vida cotidiana requiere que vivas mucho tiempo intentándolo y aprendas lo que significa para ti…

pero sobre todo requerirá que vivas una vida interesante

…¡¡A POR ELLA!!

fantasy-1323611_1280